Tras perder la Serie Mundial de manera estrepitosa y por segunda ocasión consecutiva, los Dodgers de los Ángeles tuvieron un golpe muy fuerte para la organización. Los rumores comenzaron a sonar en torno a varios peloteros importantes que parecían haber terminado su ciclo con el equipo. El principal blanco de los rumores era el zurdo lanzador Clayton Kershaw, uno de los mejores lanzadores de los últimos años que terminaba contrato y tenía que decidir si continuar con los Dodgers o escoger otro camino.
La problemática con Kershaw ha sido su desempeño en postemporada, en temporada regular tiene un récord y una efectividad fuera de lo común siendo de lo mejor no solamente de la última década sino de la historia. Pero al momento de subirse a la lomita en juegos de postemporada, su desempeño baja considerablemente haciéndose preguntar a los expertos, aficionados y a la misma franquicia si valía intentar un nuevo contrato con el zurdo. Pues bien, el ganador de tres premios Cy Young, un trofeo de MVP y miembro en siete ocasiones del juego de las estrellas, seguirá siendo parte de los Dodgers para la siguiente temporada al lograr una extensión de contrato con el equipo.
Kershaw de 30 años, llegó a un acuerdo con los Dodgers por los siguientes tres años por más de 93 millones de dólares entre sueldo e incentivos por desempeño. Con esta decisión, Kershaw seguirá siendo parte de una profunda baraja de lanzadores que tienen los Dodgers en busca de volver a una Serie Mundial lo antes posible para conseguir el anhelado campeonato.