CDMX.-Aunque entre ellos no hubo nada demasiado formal, Luis Miguel y Kate del Castillo vivieron una relación “fugaz”, aseguró su hermana Verónica.
En la década de los 90, la protagonista de la serie de Ingobernable salió en diferentes ocasiones con El Sol, citas en las que Verónica debía fungir como chaperona.
“Mi hermana me llevaba de chaperón, estábamos muy chicas. (A Kate) Le daba como mucha pena salir con Luis Miguel (por eso la acompañaba), además de que mis papás no la dejarían si no iba yo; éramos muy chavitas”, afirmó del Castillo en entrevista.
Fueron varias las experiencias que tuvieron junto a “El Sol” en esa época: además de conocer la casa que tenía el intérprete en Acapulco, Guerrero, también frecuentaban bares y restaurantes, únicamente ellos tres.
“Llegamos a ir con Luis Miguel al Baby’O Acapulco, pero también a restaurantes, se bloqueaban las partes de arriba del restaurante y estábamos ahí Kate, Luis Miguel y yo”, dijo.
“(Una vez) me subí en un jet ski con Luis Miguel, le agarré las ‘carnes’ y se rompió el manubrio del jet ski. Llegan dos guaruras, y ya ahí nos ayudaron y nos regresamos. Me duró cinco minutos el gusto de abrazar y agarrar a Luis Miguel”, agregó, entre risas.
Verónica opinó que la imagen que manejan en la serie de Netflix de Luis Miguel es casi idéntica a la realidad.
“Luismi es un caballero, es un amor de hombre, de persona.
“Ahora que veo la serie, más me enorgullece haber sido su amiga o estar cerca de él y sobre todo de conocerlo, porque la verdad no sé cómo no está peor, con todo lo que ha vivido me parece admirable cómo ha manejado su vida y carrera.
“Con sus errores y aciertos la verdad es que ahora lo quiero más”, sostuvo. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!