Juran amarse toda la vida

Con la bendición de Dios, Juan Carlos Sustaita Ruiz Esparza y Karina Ramírez Arena se convirtieron en marido y mujer ante el Cristo de la iglesia de San Antonio de Padua.
Sus familiares y amigos más cercanos, principalmente sus padres, Francisco Javier Sustaita Amato y Ramona Ruiz Esparza Padilla, así como Eva Arena Cornejo y Gabriel Ramírez Vital, fueron testigos del amor que se profesaron al intercambiar sus votos matrimoniales.
Los novios recibieron de sus invitados calurosos aplausos y al término de la eucaristía sostuvieron con ellos un emotivo encuentro en Quinta Esmeralda, para celebrar su enlace, en el cual brindaron por la felicidad de los recién casados.