Juran amarse por siempre

En presencia de familiares y amigos cercanos, principalmente de sus padres, Diana Carolina Neri y Mauricio Escalona conformaron una alianza indisoluble cobijada por el sacramento del matrimonio.
Ante el Cristo Negro de la Iglesia del Señor del Encino, la pareja juró amarse y respetarse todos los días de su vida, intercambiando entre sí argollas matrimoniales.
Los felices esposos mostraron su felicidad sellando su amor con un hermoso beso, además de compartir una bella velada con sus seres queridos, como parte del festejo nupcial.