Un alcoholizado sujeto provocó una movilización policiaca en el municipio de Jesús María, después de que arribó al Centro de Salud del ISSEA ubicado en el fraccionamiento Lomas del Valle para pedir ayuda, ya que lo habían herido de un balazo.
Sin embargo, cuando el médico de guardia revisó al paciente, descartó que la lesión hubiera sido producto de un balazo.
Aparentemente, fue herido con una varilla que le enterraron en el hombro izquierdo, pero estaba tan alcoholizado que no supo quién lo agredió ni el lugar, además de confundir la lesión con un balazo.
Los hechos se registraron el pasado miércoles por la noche, cuando arribó al Centro de Salud del ISSEA que se ubica en la calle Valle de las Delicias y esquina con la calle Valle de Aguascalientes, en el fraccionamiento Lomas del Valle, del municipio de Jesús María, un joven identificado como Javier “N”, de 19 años.
Esta persona pedía ayuda, ya que lo habían herido de un balazo en el hombro izquierdo, cuando caminaba por la calle Ignacio Allende y esquina con la calle Las Flores, en la zona Centro de Jesús María.
Señaló que solamente escuchó un disparo y luego se sintió herido, por lo que al revisarse se percató que sangraba abundantemente a la altura del hombro izquierdo, y fue entonces que decidió trasladarse a recibir atención médica.
Cabe destacar que más tarde arribaron al Centro de Salud del ISSEA varios policías preventivos de Jesús María y policías estatales, quienes fueron informados por el doctor que atendió a Javier, que dicha lesión que presentaba no había sido provocada por un balazo, sino aparentemente por una varilla que se le incrustó en el hombro izquierdo, además de que dicho sujeto se encontraba alcoholizado.
Por lo anterior quedó descartado que dicho individuo hubiera sufrido una agresión.

¡Participa con tu opinión!