CDMX.-Primero estaba peleando para que le dejaran ver a su hijo, pero este fin de semana que le tocó ir al Centro de Convivencia para estar con el pequeño Matías, Julián Gil decidió no asistir.
Según el actor, la situación no le beneficia ni a él, ni a Marjorie ni mucho menos a su niño.
“Debido a la demanda que interpuso Julián en mi contra, el juzgado estableció las visitas en el Centro de Convivencia en el que se han reunido y eso es algo que debe mantenerse hasta que se dicte la sentencia definitiva”, explicó Marjorie de Sousa a través de un comunicado tras el actuar de su ex pareja.
Hace unos días, la actriz explicó que a pesar de la decisión de Gil, ella cumpliría con llevar al niño, ya que tiene que cumplir con lo que ya dictó un juez.
Además de que también existe una demanda contra Sousa por la supuesta interferencia en la convivencia de Matías con su papá. (Staff/Agencia Reforma)