Por FRANCISCO VARGAS M. 
(Texto y Foto)

Todo se encuentra listo para que hoy inicie en la Plaza San Marcos la esperada Temporada Novilleril 2020, y para este festejo inaugural la empresa Espectáculos Taurinos de México ha confeccionado un gran cartel, mismo que conforma Juan Pedro Llaguno, Diego San Román y Eduardo Neyra, quienes harán el paseíllo en punto de las 17:00 horas, para pasaportar un encierro de la ganadería de Puerto del Cielo.
Juan Pedro Llaguno es sin duda uno de los jóvenes novilleros de nuestro país con mayor experiencia y llega como sus alternantes con el firme objetivo de tener una actuación triunfal para continuar participando en este certamen novilleril.Seguramente el queretano no escatimará esfuerzo alguno para lograrlo.
Diego San Román viene más que motivado después de la exitosa temporada que hizo en el 2019, logrando triunfos importantes no sólo en ruedos de México, sino España y Francia. Como se recordará, tanto el joven queretano como su paisano Juan Pedro Llaguno actuarán próximamente en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, pero antes -como lo expresó- tiene fechas importantes como la de hoy en el coso centenario.
Eduardo Neyra, novillero duranguense quien tiene varios años radicando en esta ciudad capital, también llega motivado, con mayor rodaje y experiencia, misma que saldrá a demostrar esta tarde. Neyra logró importantes triunfos en el 2019 en diferentes ruedos como Tijuana, Guadalajara, Plaza México, Arroyo y por supuesto Aguascalientes, además que ha iniciado este 2020 con triunfos como el que logró en su tierra natal el pasado mes de enero en la Plaza de Toros Alejandra.
La materia prima será de la ganadería jalisciense de Puerto del Cielo, novillos que tienen un peso promedio de 392 kilos, y que proceden del rancho Chinampas, enclavado en el municipio de Ojuelos, divisa azul marino, bugambilia y gualda, propiedad de Daniel Cortina Reynoso, los cuales tienen las siguientes características:
Novillo número 91, negro bragado, delantero y tocado del derecho, con 392 kilos; el número 109, negro entrepelado y bragado, veleto, con 389 kilos; marcado con el número 73, negro bragado y listón, corniapretado, con 406 kilos; el número 95, cárdeno bragado, paliabierto, con 395 kilos; número 105, negro bragado, bien puesto, con 387 kilos; y cierra el número 113, cárdeno bragado, delantero, con 385 kilos.
Con lo anterior se encuentran todos los elementos para disfrutar de una gran tarde, en la que se vivirán estupendas faenas; confirmándose una vez más que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte”. (pacovargas_@hotmail.com)