Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador de toros aguascalentense Juan Pablo Sánchez se convirtió en el gran triunfador de la Cuarta Corrida de la Temporada Grande Internacional 2019-2020, al cortar una oreja tras lograr una faena de temple y lentitud, teniendo petición de una más en su segundo que el juez le negó de manera inexplicable y con ello cerrarle la salida en hombros por la Puerta del Encierro. Por su parte, Ginés Marín dejó ir el triunfo al pinchar una importante y lucida faena quedando en una vuelta al ruedo; mientras que Diego Silveti no tuvo suerte estando esforzado toda la tarde.
En esta ocasión, la Monumental Plaza México registró una floja entrada, clima fresco y algo viento. Se jugaron toros de la ganadería debutante con encierro completo de De la Mora, de comportamiento desigual, destacando primero y sexto.
JUAN PABLO SÁNCHEZ (Teja y Oro)
Con su primero “Luz de Luna”, lanceó a la verónica bregando con atigencia para fijar al burel rematando con media muy torera. En cuanto su faena de muleta logró series con pases lentos y templados por el pitón derecho, siguiendo en ese tenor por el izquierdo, continuando con la misma largueza con diestra mano. Estocada casi entera para ser premiado con una oreja.
“Barba Roja” fue el cuarto de la fresca tarde al que Juan Pablo jugó los brazos al lancear a la verónica. Muleta en mano inició con doblones continuando con una faena básicamente por el lado derecho con figura erguida mostrando nuevamente el temple que atesora. A pesar que el toro vino a menos, el entusiasmo del diestro aquicalidense no cayó, por lo que sacó más pases por demás meritorios. En la suerte suprema dejó una estocada entera y tendida, para su mala fortuna el puntillero levantó al toro por lo que tuvo que tomar la espada corta para terminar su labor, teniendo fuerte petición de oreja que el juez le negó, dando una vuelta al ruedo con mucha fuerza tras un aviso.
DIEGO SILVETI (Vino de Burdeos y Oro)
Con “Platero” estuvo con voluntad con capa, mientras que con muleta ante un toro con raza, logró una labor donde atemperó las embestidas destacando lo hecho por el pitón izquierdo, terminando el burel defendiéndose. De bajonazo concluyó para escuchar algunas protestas.
El quinto se llamó “Istmeño”, al que Silveti lo recibió con capa con voluntad, destacando su ajustado quite por gaoneras, mientras que en varas fue desmontado el varilarguero Salomón Azpeitia; y en el segundo tercio Christian Sánchez se desmonteró tras estar lucido y efectivo en banderillas. Sarga en mano el viento lo molestó pero a pesar de ello hizo el intento ante un toro deslucido y soso sacando meritorios pases, terminando con ajustadas joselillinas siendo prendido de fea manera quedando todo afortunadamente en un susto y un fuerte golpe en el glúteo izquierdo. Pinchazo, estocada, y dos golpes de descabello para recibir palmas de aliento tras un aviso.
GINÉS MARÍN (Solferino y Oro)
“Siete Mares” fue el primero de su lote al que recibió con lances a la verónica, una chicuelina y cordobinas, rematando con el manguerazo de Villalta; quitando de manera lucida por chicuelinas. Con sarga comenzó por alto con pases estatuarios, continuando con derechazos templados, siguiendo con más pases que no tuvieron gran eco debido las descompuestas embestidas, por lo que optó seguir por el izquierdo intercalando adornos como afarolados y más derechazos. Pinchazo y estocada trasera para escuchar ovación.
Con el cierra plaza “Ojos Míos” se gustó al lancear a la verónica mientras que con muleta se puso de rodillas para trazar derechazos de hinojos. Ya incorporado cuajó tandas con diestra de gran trazo y torería. Por el izquierdo logró naturales templados y con empaque intercalando adornos como pases afarolados. Vinieron más derechazos de gran temple y profundidad llevando abajo el engaño y sin enmendar. Pinchazo y estocada algo trasera para petición de oreja que no se le concedió quedando en una vuelta al ruedo tras un recibir un aviso.