El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, advirtió ayer que nada detendrá a la institución a su cargo para investigar todos los hechos que se denuncien, independientemente de que quienes estén involucrados sean funcionarios, ex funcionarios o ciudadanos comunes.
Dejó en claro que la ley se seguirá aplicando sin distinción alguna frente a hechos delictivos, pues no hay compromisos con nadie, ni particulares ni empresas; “así es y así será”.
Al dar posesión a Juan Muro Díaz como nuevo comisario general de la Policía Ministerial, reveló que en el ámbito de las corporaciones, la FGE integra más de 70 carpetas de investigación contra elementos de las policías Federal, Estatal, Municipal y Ministerial, por diferentes delitos.
Detalló que al comandante Jaime Tejeda, detenido esta semana bajo la denuncia de desaparición forzada de una persona, se le cumplimentó una orden de aprehensión, no se le corrió y el hecho derivó en el cese de René Carrillo, quien como responsable de la Ministerial incurrió en faltas por omisión.
En conferencia de prensa, en la que estuvo acompañado por el comisario saliente Carrillo Durán y el entrante, Muro Díaz, dejó en claro que en el listado de investigaciones contra funcionarios, no aparece de momento René Carrillo.
Figueroa Ortega subrayó que como fiscal general del Estado, tiene la facultad legal para hacer los movimientos que sean necesarios para el mejor desempeño de la institución y en esa condición estimó conveniente hacer cambios en la titularidad de la Ministerial.
En ese sentido, dijo que tras los hechos suscitados esta semana en que un comandante es señalado de un hecho delictivo y su jefe no lo sabía, lo conducente es proceder a un reacomodo que marque nuevas líneas de trabajo y un desempeño profesional y probo del personal de la institución.
Finalmente, destacó el perfil de Muro Díaz como profesional del Derecho y de trayectoria en el ámbito de la seguridad pública; igualmente, agradeció el trabajo realizado por René Carrillo en el área.