Con una emotiva misa sacramental, Juan Manuel González Martínez y Ema Magdaleno Flores entrelazaron sus vidas para poder compartir el resto de sus días juntos.
Los esponsales fueron realizados en el Templo de San Antonio de Padua, donde los enamorados llegaron acompañados de amigos y familiares, pero principalmente de sus papás: Juan Manuel González de Jáuregui y Alina Martínez Topete, papás del novio; y por parte de la novia, la señora Margarita Flores Lozano. Asimismo, Fátima Gallo y César Reséndiz fungieron como padrinos de velación, orando por la dicha y prosperidad del nuevo matrimonio.
Posterior al evento, la pareja de esposos tuvo una recepción donde estuvo acompañada de gente cercana. En un ambiente de fiesta, los invitados degustaron de una cena especial, en tanto que los novios recibieron sinceras bendiciones y obsequios que les serán útiles en esta nueva etapa de su relación.