David Reynoso Rivera Río

Venezuela se ha caracterizado por ser un país extremadamente conflictivo en los últimos años y, lamentablemente, se convierte en un punto de comparación al pretender que el rumbo de nuestro país no continúe el ejemplo del gobierno dictatorial de Nicolás Maduro. Resulta importante mencionar que Nicolás Maduro fue electo para un periodo adicional como presidente de su país para el periodo 2019-2025, tras unas elecciones plagadas de irregularidades y en las que la oposición simplemente no pudo ni decidió participar, dada la inequidad en la contienda y las constantes reacciones de ataque que han sufrido en los últimos meses. Según la información propagada por las autoridades venezolanas, Maduro obtuvo su segundo mandato por un monto superior al 60% de las preferencias populares; mandato al que ha jurado posesión hace apenas unos cuantos días.

Desde hace unos años, el dictatorialismo disfrazado de presidencialismo que se vive en Venezuela ha comenzado a mermar poco a poco las instituciones y específicamente los poderes, bastará con recordar como en el año 2016 abordamos en este espacio a través de SAPIENS IUVENTUS en el que se narró como fue que se declaró la nulidad del Poder Legislativo (cuya mayoría correspondía históricamente a la oposición) a través del control absoluto que ejerce y ejercía Maduro frente al Poder Judicial.

Lo anterior resulta importante al tomarlo como contexto ya que hace poco menos de veinticuatro horas, comenzó un boicot internacional en el que una serie de países han dejado de reconocer a Maduro como presidente y pasaron a reconocer a al joven Juan Guaidó, cuya edad no rebasa los treinta y cinco años de edad, y apenas hasta hace unas horas su única función estribaba en ser líder de la Asamblea Nacional Legislativa, a pesar de ser despojados de sus funciones.

El primer país en iniciar el boicot resulta ser nuestro vecino Estados Unidos de Norteamérica quien ha hecho una llamado a los países a desconocer la autoridad de Maduro y fomentar el reconocimiento de Guaidó, razón por la cual Argentina, Canadá, Brasil, Colombia, Chile, Paraguay, Perú, Costa Rica, Honduras y Panamá, entre varios más, se han sumado en lo que transcurre del día; sin embargo, esto ha venido acompañado de una serie de marchas y acciones en las que Guaidó ha lideradoa la oposición y se ha proclamado como “presidente encargado” entendiendo y manifestando como tal que su función será convocar a elecciones prontamente y se ha encargado de mencionar un discurso de amnistía hacia los militares que abandonen los ideales de Maduro, lo cual coloca un gran grado de esperanza entre los venezolanos para que finalmente se derrote al anteriormente denominado chavismo y hoy madurismo.

Las reacciones no se han dejado esperar y en cuanto a las manifestaciones, éstas se han convertido en algo ya fuera de control ya que el saldo de fallecidos y heridos comienza a aumentar con el paso de las horas; con respecto a los países extranjeros y específicamente los Estados Unidos de Norteamérica, Nicolás Maduro ha encargado que retiren sus oficinas diplomáticas en un plazo no menor a 72 horas. Ante ello, el gobierno de Donald Trump ha manifestado que no se romperán relaciones diplomáticas ya que el reconocimiento es hacia Guaidó y no hacia el gobierno mal encausado e ilegitimo de Maduro.

Por nuestra parte, el gobierno mexicano ha declarado una tibia postura ya que según el canciller mexicano y algunos funcionarios directamente relacionados con el presidente Andrés Manuel López Obrador, nuestro país debe respetar la no intervención de los asuntos internos de cada país y se anunció la no participación en el desconocimiento de la autoridad de Nicolás Maduro, en virtud de que se mantienen relaciones cordiales y diplomáticas. No me extrañaría encontrar que dicha postura obedece al apoyo y amistad que se han manifestado mutuamente nuestro presidente y Nicolás Maduro, al grado de recordar lo acontecido en la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador.

Habrá que estar atentos a las declaraciones del mundo entero y a los acontecimientos que puedan suceder para los venezolanos, a quienes le enviamos toda nuestra solidaridad y esperemos encuentren el anhelado Estado de Derecho que acompañe a la paz necesitada.

Correo: davidreynoso@sapiensiuventus.com

Twitter: @davidrrr