De acuerdo a un estudio de la Asociación Mexicana de Afores, únicamente el 50% de los jóvenes que cursan la universidad han escuchado hablar acerca de las Administradoras de Fondos para el Retiro, los cuales conocen el objetivo de tener una cuenta y otros las identifican como una cuenta bancaria o en el peor de los casos, las vinculan con préstamos de dinero.
Además, sólo cuatro de cada diez jóvenes han pensado alguna vez en ahorrar para su futuro. Adicionalmente, cinco de cada diez jóvenes no respondió correctamente a preguntas básicas sobre finanzas relacionadas con la tasa de interés, interés compuesto, inversión, entre otros temas, informó el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez.
Según datos de la CONSAR, comentó que los jóvenes piensan que la edad ideal para empezar a ahorrar para su retiro es a los 28 años, siendo los 58, la edad en la que les gustaría dejar de laborar para disfrutar de su jubilación.
“Hoy el modo de emplearse por parte de la juventud mexicana es diferente a la de años atrás, ya que con los nuevos estándares del freelance, la mayoría no cotiza en el Instituto Mexicano del Seguro Social ni en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, siendo estas instituciones las principales encargadas de llevar el ahorro de los trabajadores afiliados”.
Comentó que para un alto porcentaje de jóvenes es muy fácil disponer del dinero que les llega cada quincena, pensando que lo recuperarán de forma rápida y sencilla, aunque eso no siempre ocurre.
Ignacio Villanueva señaló que si el ritmo de vida de los jóvenes les hace ignorar los temas de finanzas personales, fundamentales para prever un buen futuro, es importante cambiar de chip y comenzar a guardar dinero de manera consistente, y para eso existen las Afores.
En el caso de la encuesta realizada por la CONSAR, precisó que el 64% de los encuestados revelaron que no acostumbra llevar un registro de ingresos y gastos.
Finalmente, el subdelegado de la Condusef mencionó que los jóvenes fueron cuestionados acerca de cuál es el uso que le dan a sus ahorros y ellos respondieron que solventar su educación, hacer frente a cualquier imprevisto, comprarse ropa y accesorios, viajar y pagar enganches de cualquier producto.