Roberto Mora Márquez, secretario general del Sindicato de Transportistas, señaló que a las nuevas generaciones no les resulta atractivo trabajar tras el volante de una unidad de carga, esto, a pesar de que hay vacantes disponibles, de que es un sector en el cual se ofrecen salarios atractivos y de que los requisitos no son estrictos.
En este sentido, puntualizó que el gremio de autotransporte atraviesa por una carencia de operadores, pues aunque la dinámica económica ha obligado a las empresas de carga a atender una elevada cantidad de servicios, estas compañías reciben pocas solicitudes de empleo, situación por la cual están atravesando prácticamente la totalidad de las empresas del gremio.
Mora Márquez añadió que los requisitos no son estrictos, pues sólo se encuentran algunos, como contar con licencia federal –en sus diferentes tipos, acorde al trabajo que se requiere–, y además las empresas aplican exámenes de manejo, mecánicos y médicos, ya que es una profesión que tiene riesgos.
Afirmó que salarialmente es un oficio atractivo, pues en el transporte de carga las personas trabajadoras están en posibilidades de tener altos ingresos, ya que las empresas pagan por productividad, acorde a un tabulador que considera los kilómetros recorridos con carga y los kilómetros recorridos de vacío, esto sumado a prestaciones como utilidades y aguinaldo conforme a la ley; añadió que por ello, no se explica a qué se debe el desinterés hacia este oficio.
Finalmente, el secretario general del Sindicato de Transportistas reconoció que estar detrás de un volante no es un oficio sencillo, ya que los operadores no tienen un horario establecido, realizan viajes de hasta 24 horas, en los cuales se incluyen estrechos márgenes para que los choferes descansen.