Una adolescente intentó suicidarse al ingerir varias pastillas de medicamento controlado, provocándose una fuerte intoxicación.
Los hechos se registraron el martes por la noche en un domicilio ubicado en la calle Morocco, en el fraccionamiento Parras, hasta donde llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”.
Una mujer de 56 años les informó que su hija de 15 años, había ingerido 10 pastillas de Losartán, que es un medicamento para controlar la presión arterial alta. Los oficiales brindaron los primeros auxilios a la joven hasta lograr estabilizarla y posteriormente, en una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil fue trasladada al área de Urgencias del Hospital del ISSSTE.