Un joven originario de la Ciudad de México y que llegó a Aguascalientes a pasar este fin de semana en la Feria Nacional de San Marcos, estuvo a punto de fallecer tras sufrir un pre-infarto.
Unos policías estatales que se percataron de lo ocurrido, escoltaron la camioneta en que un amigo del paciente lo trasladó hasta el HGZ No. 1 del IMSS, lugar donde recibió la atención médica especializada.
Los hechos se registraron durante la madrugada del sábado, cuando un joven identificado como Mario, de 22 años, se encontraba conviviendo con unos amigos en el perímetro ferial, cuando repentinamente comenzó a quejarse de un fuerte dolor en el pecho y a tener problemas para respirar.
Uno de sus amigos que le acompañaba de inmediato decidió trasladarlo a recibir atención médica, por lo que lo abordó a una camioneta marca Chevrolet Tahoe, color plata, con placas de circulación del Estado de México.
Pero debido a que desconocía la ubicación de un hospital, esta persona pidió apoyo a unos policías estatales comisionados a la vigilancia en el perímetro ferial, quienes al percatarse de la gravedad de la situación, escoltaron la camioneta con una patrulla de la Policía Estatal con torreta y sirena encendida.
Fue así como en pocos minutos llegaron hasta el HGZ No. 1 del IMSS, donde uno de los oficiales llevó cargando hasta el área de Urgencias al joven Mario, quien para esos momentos ya se encontraba inconsciente.
El personal médico determinó que el joven presentaba síntomas de un pre-infarto, por lo que le realizaron las maniobras correspondientes hasta que lograron estabilizarlo.

¡Participa con tu opinión!