José de Jesús López de Lara

En el interior de una finca abandonada donde hace varios años existió el Bar “El Niágara”, que se ubica en la avenida López Mateos Oriente, fue encontrado muerto un desconocido que se suicidó por ahorcamiento.
El hallazgo se registró el lunes poco después de las 18:00 horas.
Una persona del sexo masculino que caminaba sobre la avenida López Mateos, al llegar a la altura de lo que anteriormente fue un bar, comenzó a percibir un olor nauseabundo que provenía del interior.
Por curiosidad decidió asomarse a través de una de las ventanas y visualizó a un hombre ahorcado, por lo que de inmediato notificó del hallazgo al Servicio de Emergencias 911.
Instantes después llegaron patrullas de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes y una ambulancia del ISSEA.
Cuando los policías preventivos se asomaron por la ventana, confirmaron que efectivamente había una persona ahorcada en el interior.
Debido a que la puerta de acceso se encontraba perfectamente cerrada por dentro, fue necesario que la forzaran para poder ingresar.
Fue en ese momento en que se descubrió que la víctima, una persona del sexo masculino de aspecto joven, ya tenía varios días de haber fallecido.
Junto al cadáver también se encontraba una bicicleta cromada, presumiéndose que era propiedad de la víctima.
Más tarde acudieron a la escena del suicidio los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales, quien dio la correspondiente fe ministerial del cadáver.
Cabe destacar que la víctima no portaba ninguna identificación, por lo que su cadáver fue trasladado al Servicio Médico Forense en calidad de desconocido.
Se informó que el lugar donde se registró el suicidio era anteriormente el Bar “El Niágara”, mismo que ya tenía varios años cerrado al público y actualmente la finca estaba abandonada.