Por FRANCISCO VARGAS M.

Triunfal debut fue el que tuvo el diestro aguascalentense Joselito Adame, en la Plaza de Toros “El Pinal” de Teziutlán, Puebla, donde cortó dos orejas para salir en hombros por la Puerta Grande de “El Carmen”; acompañado de Jerónimo, quien se llevó tres apéndices, en lo que fue un gran mano a mano y la Primera Corrida de Feria en su edición LXXV, en honor de Nuestra Señora de la Asunción.
Con un casi lleno que registró la Plaza techada “El Pinal”, se jugó un encierro de la legendaria dehesa tlaxcalteca de Piedras Negras, disparejo de comportamiento, varios toros enrazados, destacando los corridos en segundo y sobre todo el quinto, cuyos restos merecieron el arrastre lento.
Una vez que se hizo el paseíllo, se develó una placa en honor y homenaje póstumo al profesor, cronista, locutor y mejor amigo, don Bruno Pérez Vázquez (quien en paz descanse), ceremonia que resultó emotiva, siendo colocada dicha placa en el burladero de transmisiones de la estación local “Radio Impacto”, que dirige el licenciado Juan. La develación corrió a cargo de la señora Susana, esposa del entrañable amigo don Bruno.
Jerónimo, que vistió de grana de oro, en su primero tomó por los pitos tras aviso y al segundo le cortó una oreja de peso, estando mejor en el tercero de su lote, al que le tumbó las dos orejas, dando la vuelta triunfal, acompañado de los ganaderos.
Joselito Adame, quien también lució un terno color grana y oro, cuajó una faena intensa y artística al primero de su lote, para ser premiado con las dos orejas; en su segundo, que no le dio muchas opciones, tuvo palmas y en el cierra plaza, también las escuchó.
En banderillas destacó el joven aspirante subalterno de pie, Carlos Martell, quien estuvo efectivo y lucido en banderillas, por lo que se desmonteró. ([email protected])

¡Participa con tu opinión!