Por FRANCISCO VARGAS M. 
(Crónica y Fotos)

Muy interesante fue la Corrida de Feria de “Los Chicahuales” edición 2018 de Jesús María, misma que se llevó a cabo este domingo en la Plaza y Lienzo Charro “Xonacatique”, donde el resultado final realmente no reflejó todo lo que se vivió en este festejo en el cual, José Mauricio dio la única vuelta al ruedo, tras una faena artística; mientras que Octavio García “El Payo” malogró con el acero una estupenda faena de gran profundidad y hondura; estando a la altura de sus alternantes, el joven aguascalentense Diego Emilio, quien mostró su buen toreo como marcados avances en su tauromaquia, dejó también escapar premios por sus fallas con la espada.
Con un lleno sin apreturas, clima caluroso y gran ambiente, se hizo el paseíllo multicolor; terminado el mismo, se solicitó un minuto de aplausos en memoria del matador Mario Aguilar, el cual se tributó con todos los aficionados y público general de pie, resultando muy emotivo este momento, para que posteriormente, se le entregara un reconocimiento al diestro Diego Emilio.
Se jugó un encierro de la ganadería de San Isidro, excelentemente presentado con toros bien comidos que llevaron nombres alusivos al siempre recordado matador y amigo Mario Aguilar, siendo aplaudidos algunos de ellos a su salida por su presencia; mismos que cumplieron en varas y no presentaron complicaciones, resultado los tres primeros un tanto carentes de fuerza y débiles, siendo mejores los tres restantes que recibieron leves palmas en el arrastre. Primero, noble con fuerza media que duró poco; segundo, un tanto débil; tercero, también con poco fuelle; cuarto con clase y fijeza; quinto, bravo, con recorrido, clase y buen estilo; sexto, manejable dejándose torear.

JOSÉ MAURICIO (Azul Marino y Oro)
Con “Flaco”, que escuchó palmas a su salida, lo saludó con voluntad al lancear con capa. Después de dos pares de banderillas, realizado su brindis a Mario Aguilar mirando al cielo, comenzó por bajo, logrando series por ambos perfiles, siendo sus mejores pases por el pitón derecho ante un astado que pronto se vino abajo y un tanto rajado, concluyendo con doblones rematados a pitón contrario. Estocada entera caída y tendida con tres golpes de descabello para ovación que agradeció en el tercio.
“Chatito” al rematar con fuerza en el burladero de matadores, lo desprendió mandando el mismo hasta el propio callejón. Pasado el susto, se abrió con capa con verónicas rítmicas y vistosas chicuelinas para escuchar una diana desde las alturas, quitando por fregolinas. Una vez que equivocadamente por el palco de la autoridad se pasó al toro con un sólo par de banderillas, brindó su faena al aficionado y ganadero Gustavo Granados, comenzando de manera vibrante con pases cambiados por la espalda y trinchera. Vino el toreo en redondo por los dos pitones, con pases templados y muletazos circulares a base de dejarle el engaño en la cara. Acortó las distancias para sacar más derechazos, concluyendo con doblones muy toreros rodilla en tierra. Estocada honda caída y tres golpes de descabello, dando una vuelta al ruedo ante la aprobación del respetable, siendo una parte del mismo que le dio palmas al toro en el arrastre.

OCTAVIO GARCÍA “EL PAYO” (Grana y Oro)
Su primero fue “Tauromago”, con el que se abrió con capa a la verónica, lanceando con lentitud y cadencia, cayendo a la arena el burel por un visible acalambramiento en los cuartos traseros. Ya con sarga, hizo una labor con mimo, manteniendo de pie al débil toro que mostró calidad, al cual le robó meritorios pases por ambos lados. Con torería terminó su aseado quehacer, dejando una estocada contraria para salir al tercio.
“Amigo Mario”, número 235 con 485 kilos, fue el segundo de su lote con el que una vez más, se recreó al lancear a la verónica con mucha armonía y candencia, cerrando con dos medias de pintura y revolera. Llevó por chicuelinas caminando al toro, quitando con esa misma torería por verónicas.Se fue al centro del ruedo y levantando su montera hacia el cielo brindó a su amigo y compañero Mario Aguilar, iniciando por bajo con mucho empaque y profundidad, siguiendo con derechazos muy templados, al igual que estuvo por el lado izquierdo, toreando en todo momento con hondura y los vuelos de la muleta, faena variada que adornó con pases del desdén y de la firma. Estocada entera tendida que no surtió efectos y tres golpes de descabello para escuchar un aviso y fuertes palmas que agradeció en el tercio, recibiendo también palmas el bravo y buen astado.

DIEGO EMILIO (Sangre de Toro y Azabache)
El toro de su debut ante esta afición fue “Todo por Ti” al que bregó con capa. En lo que toca con muleta, teniendo enfrente un toro de no francas embestidas que se quedada un tanto corto y mostró cierta debilidad, le robó pases que tuvieron gran mérito, terminando con pases de pitón a pitón. Media delantera para salir al tercio.
Al cierra plaza fue “Chamaco de Oro”, le trazó lances a la verónica a pies juntos y otros abriendo compás, rematando soltando la punta del capote, quitando de manera muy vistosa por gaoneras, caleserinas abrochando con un farol. En banderillas se lució como estuvo toda la tarde, el joven Carlos Martell, por lo que se desmonteró. Realizado su brindis a “El Payo”, por alto inició con torería su faena caminando del tercio a los medios, prosiguiendo con series artísticas, básicamente por el derecho mostrando su buen toreo, sufriendo un susto que no pasó a mayores cuando intentó dar una arrucina, concluyendo con ajustadas manoletinas. Pinchazo, media estocada tendida y trasera, para retirarse entre una calurosa ovación. ([email protected])