Por FRANCISCO VARGAS M.

El matador tlaxcalteca José Luis Angelino se alzó como el gran triunfador de la tercera y última Corrida de Feria en honor de Nuestra Señora de la Asunción de Teziutlán; donde cortó dos orejas para salir a hombros por la Puerta Grande de El Carmen de la Plaza El Pinal.
Con más de tres cuartos de entrada, se jugaron siete toros de la ganadería de De Haro, de buena presencia y comportamiento desigual, descastados y sosos.
El rejoneador Luis Pimentel estuvo con voluntarioso para silencio.
En tanto, José Luis Angelino en su primero que no le dio muchas opciones, se retiró en silencio; mientras que con su segundo un toro que tuvo clase y nobleza, cuajó una faena que tuvo calado en los tendidos para ser premiado con las dos orejas; sufriendo una lesión en el costado izquierdo.
Fabián Barba en su primero escuchó calurosa ovación y en el otro silencio.
Mientras que José Mauricio recibió palmas en el primero de su lote y silencio en el que cerró plaza.
Por su parte, los Forcados de Puebla no pudieron consumar la pega para silencio. ([email protected])