CDMX.- Entre porras y aplausos, José Joel y Marysol fueron recibidos en el homenaje póstumo a su padre, José José, en el Zócalo capitalino.
Ante 100 mil personas de todas las edades, los hijos del «Príncipe de la Canción» se tomaron unos minutos para agradecer su presencia a pesar de los contratiempos.
«Buenas noches, damas y caballeros, mi querido y amado México. Bienvenidos a este primer homenaje de muchos.
«Nuestra verdadera herencia, nuestro legado son ustedes. ¡Que viva José José! Les agradecemos mucho. Esto es José José, de México para el mundo», expresó José Joel, al tiempo que la gente gritaba «Sí se pudo».
Portando un traje azul y sonriente, el famoso interpretó con el coro unísono de los fans «Voy a Llenarte», momento destacable gracias a la iluminación de los celulares de las personas.
Del mismo modo, su hermana Marysol se llevó los vítores y aplausos al interpretar «Dos».
Previamente, Yuri se llevó la ovación de los presentes al entonar uno de los temas más célebres del fallecido cantante, «El Triste».
«Buenas tardes mi gente, que viva el ‘Príncipe’, esto va para ti, mi querido hermano y amigo», expresó la celebridad al tiempo que recibió un fuerte aplauso.
Entre las porras de la gente que decía «Sí se pudo» y ‘Olé, olé, José, José», Mijares subió los ánimos con «Desesperado», uno de los temas más coreados de la velada.
«Que se escuche las palmas hasta el cielo», así entró Sonora Santanera para poner a bailar a algunos con su toque tropical con el éxito «Amar y Querer», mismo que le cantaron en vida a José José en el 2014.
Entre algunos videos que se mostraron en las pantallas, estaba Manuel Alejandro, uno de los compositores del artista, quien envió un mensaje.
Más tarde llegó la voz de Dulce, quien deleitó con «Gavilán o Paloma», y mientras ella se hacía sonar, las personas no dejaron de acompañarla con sus palmas.
Vestido de negro, Reyli le brindó un toque rockero a «Lo Pasado, Pasado», canción en la que fue acompañado por cuatro músicos.
«El ‘Príncipe’ nos une, un aplauso para el ‘Príncipe'», dijo antes de terminar su parte en la ceremonia. (Brenda Lizzet Martínez Mendoza /Agencia Reforma)