A la pila bautismal fue llevado el pequeño José Emilio Díaz Villalba, quien después de recibir el primero de los sacramentos, se convirtió en un nuevo hijo de Dios.
En la ceremonia que tuvo lugar en la Capilla San Peregrino Laziosi, estuvieron presentes sus papás: Juan Francisco Díaz Chávez y Perla Villalba, mientras que Saúl Ramos Mota y Angélica Quezada de León, fungieron como sus padrinos.
Después de la ceremonia, la familia Díaz Villalba, ofreció un banquete en el salón Arenal donde prevaleció agradable ambiente, especialmente para los chiquitines, quienes disfrutaron las actividades que se llevaron a cabo en las áreas verdes del lugar.
Cabe destacar que antes de que la reunión llegara a su fin, la mamá y la madrina de José Emilio, agradecieron la presencia de sus invitados, obsequiándoles lindos recordatorios que se elaboraron especialmente para la ocasión.