Como marido y mujer se aceptaron ante Dios, José Eduardo Grande Vargas e Irma Reyes Ruiz.
La pareja arribó a la capilla del Sagrado Corazón de Jesús (Los Fresnos) donde contrajeron santo matrimonio, ante la presencia de sus respectivos familiares y amigos.
De manera muy especial, José Eduardo contó con la presencia de sus papás: José Grande Retana y Marisela Vargas, mientras que Irma, también estuvo acompañada de sus papás: Manuel Reyes e Irma Ruiz.
Guillermo Grande Retana y María de Lourdes Pérez fungieron como padrinos de velación, a quienes el ministro de la Iglesia exhortó a velar por la felicidad de los nuevos esposos.
Al final, los recién casados salieron al encuentro de sus seres queridos, de quienes recibieron felicitaciones y buenos deseos.