Jorge N. N. se esfuerza diariamente para sobreponerse a la adversidad, ha padecido dos eventos cerebro-vasculares: uno de ellos afectó su lado izquierdo y el segundo mermó severamente la movilidad del costado derecho de su cuerpo, por lo cual fue ingresado al Centro de Atención Integral al Adulto Mayor (CAIAM) del DIF Estatal.

Desde hace 11 meses este centro se ha convertido en su hogar, y a decir de los terapeutas que lo atienden, Jorge ha tenido muchos logros, pues es un paciente tenaz y trabajador, que brinda su máximo esfuerzo en cada una de las terapias.

Cuando llegó al CAIAM su condición física estaba muy deteriorada, su cuerpo estaba totalmente flexionado y en posición fetal, no se podía mover, le diagnosticaron espasticidad en sus cuatro extremidades. Además, tampoco podía hablar.

UN NUEVO RETO. Sus primeras terapias consistieron en trabajar la cavidad neurofacial, esto, aplicándole estiramientos y masajes que sirven como ejercicios para trabajar los músculos faciales, además, estimularon con corriente aquellos músculos que no estaban teniendo un buen funcionamiento.

Posteriormente en las terapias comenzaron a trabajar los miembros superiores e inferiores, desde ejercicios de relajación, textura y golpeteos, hasta otros que consisten en movilizaciones y estiramientos para que fuera cediendo la espasticidad que le diagnosticaron. Conforme fue evolucionando, los terapeutas le introdujeron ejercicios de fortalecimiento, trabajando con pesas y polainas.

LOGROS. A 11 meses de ingresar al CAIAM, Jorge ya camina con su andadera, le falta mantener el equilibrio y está pendiente la aplicación de bótox porque su rodilla derecha está afectada, pero se espera que después de ello pueda extender esta extremidad totalmente, y así, pueda caminar mejor con la andadera.

A la par, Jorge recibe terapias ocupacionales, esto para que por sí mismo pueda vestirse y desvestirse, así como tomar objetos como cubiertos y vasos; también lo ponen a hacer actividades para reforzar la memoria, como armar rompecabezas. El propósito de la terapia es que pueda ser una persona independiente en sus actividades diarias.

Los terapeutas del DIF Estatal aseguran que cuando Jorge logre una mejora que le permita ser independiente, se le dará de alta; al momento lleva un avance del 85% en su tratamiento, actualmente se están enfocando en la fortaleza de sus piernas, para que le permitan tener un paso más ligero.