CDMX.- Lo de Jennifer Lopez es llamar siempre la atención. Y ahora lo ha logrado al lucir, durante la Semana de la Moda de Milán, el famoso «jungle suit», adornado con palmeras verdes sobre fondo azulado, que impulsó el crecimiento de Google Imágenes en el año 2000, cuando la estrella lo lució durante la ceremonia del Grammy, en Los Ángeles.
Este audaz diseño lleno de aberturas, que se ha convertido en un ícono del estilo y con el cual ahora mostró aún más piel, durante el desfile Primavera-Verano 2020 de Donatella Versace, contribuyó a que ésta celebrara «el espíritu de renovación que nació en Milán para llegar a las alfombras rojas de Hollywood y hasta Silicon Valley».
Y es que esta prenda provocó en su tiempo grandes reacciones, no sólo por lo atrevido del diseño, sino porque ayudó a impulsar la globalización del internet antes de las redes sociales, gracias al buscador de imágenes en Google.
Entonces de 30 años, la cantante y actriz, al ritmo de su éxito de aquel año «Waiting for Tonight» y ya convertida en una gran estrella, mostró orgullosamente ese diseño con aires tropicales que se convirtió en la imagen más buscada en el portal esos días, donde antes sólo aparecía un poco de texto y algunos links.
Ahora, con una apariencia rejuvenecida y más cuidada y atlética que entonces, J.Lo, maga de la mercadotecnia, volvió a lucir sus curvas con este diseño de su amiga, la hermana del desaparecido Gianni Versace, con quien lleva una gran amistad y ha colaborado en diversos proyectos.
El público aplaudió de pie el sensual caminar de Jennifer, para lograr un gran final.
Este legendario vestido, considerado como el más sexy en la historia de los Grammy, se actualizó en una versión mucho más atrevida, con un gran escote en V, sin mangas, tiras que descubren la espalda y los abdominales laterales y una gran abertura en la pierna, todavía más profunda que el diseño anterior.
(Fernando Toledo/Agencia Reforma)