La gracia de la primera comunión fue compartida por los hermanos Arturo Emanuel y Gael Mauricio Navarro Herrera.
Ambos se prepararon arduamente en el catecismo para ser merecedores a la primera comunión y, de esta manera, acercarse a Dios, a través de la Hostia y el vino sacramental.
La ceremonia se llevó a cabo en la capilla del Santísimo Sacramento en la Orden de las Madres Adoratrices, donde los neocomulgantes compartieron emotivos momentos con sus seres queridos.
De manera muy especial, los festejados contaron con la presencia de sus papás: Arturo Navarro Carreón y María del Carmen Herrera Martínez; asimismo, estuvieron acompañados de sus padrinos: Fernando Íñiguez e Isela Jiménez.
Después de la ceremonia, la familia Navarro Herrera ofreció agradable festejo en la Hacienda Los Pavorreales, donde prevaleció agradable ambiente.

¡Participa con tu opinión!