Durante una celebración en la capilla de San Peregrino Laziosi, la pequeñita Luisa Giacinti Miranda recibió el primero de los sacramentos que la convirtió en hija de Dios.
La bienvenida a la grey católica se la dieron familiares y amigos cercanos presentes en el ritual sacramental, destacando la presencia de sus papás, Mario Giacinti Quezada y Andrea Miranda López, así como sus padrinos José Miranda Rodríguez y Adriana Giacinti.
Además de las aguas bautismales, la niña fue consagrada al creador mediante el signo del Santo Crisma, que le fue dado en nombre de Dios.

¡Participa con tu opinión!