Como hijo de Dios fue reconocido el bebé Jared Daniel Gil Robledo, quien mediante el sacramento del bautismo ha ingresado como un integrante de la comunidad cristiana.
El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe enmarcó la ceremonia sacramental, en la que destacó la presencia de los papás del niño, Luis Daniel Gil y Johana Robledo Amador, así como de sus padrinos, Francisco Javier Corona Macías y Ma. de los Ángeles Gil Martínez.
Como parte del ritual sagrado, el nuevo hijo del Altísimo, fue ungido con el óleo de los catecúmenos y por supuesto con el santo crisma como signo de que pertenece a Dios Padre.
La celebración en honor al bautizado, se llevó a cabo con la presencia de familiares y amigos cercanos, momentos después de recibir este primer sacramento.