La Comisión de Honor y Justicia del Ayuntamiento de Aguascalientes formalizó la sanción a los dos policías sorprendidos robando gasolina de patrullas. Para uno de ellos es cese definitivo y el otro con una suspensión por 90 días hábiles sin goce de sueldo, informó el regidor presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Alejandro Monreal Dávila.
En este momento, otros cinco elementos municipales se encuentran en riesgo de baja definitiva, una vez que se cumplan los tiempos legales de derecho de audiencia que vence en dos semanas, en donde esos policías se han negado desde el año 2011 a someterse a los exámenes de control y confianza.
Otros 32 no se encuentran evaluados por ese examen, pero han justificado por cuestiones médicas, vacaciones y otros aspectos. Aunque esta administración recibió cien expedientes de elementos policiacos que habían hecho caso omiso de esta obligación, indicó.
Desde el año 2017, dijo que la Comisión de Honor y Justicia ha sido muy escrupulosa en los procesos de baja a los diferentes elementos, en donde se busca se cumplan con todos los procedimientos y esto ha alentado la resolución.
De las nueve personas que iniciaron el procedimiento de baja de la corporación por no presentar sus exámenes, uno ya se jubiló, otros tres optaron por completar su expediente y acudieron a sus exámenes de control y confianza, pero cinco más definitivamente no lo hicieron.
Sin embargo, la autoridad capitalina se encuentra obligada a respetar su derecho de audiencia que será el tercer jueves del mes de marzo, y a partir de esa fecha se formalizará el procedimiento de baja definitiva. Por ahora se cumple únicamente con los procedimientos jurídicos y las obligaciones legales para no violentar ningún aspecto.
Cada tres años es obligatorio a todos los elementos someterse al examen de permanencia de control y confianza, sin embargo los cinco elementos en posibilidad de cese no se han evaluado desde el 2011, que suman siete años, cuando la ley establece cada trienio. Esas personas han sido notificadas en 12 ocasiones y han hecho caso omiso.
En esa evaluación se observan desde aspectos físicos, socioeconómicos, medico, toxicológico, polígrafo, estados de cuenta y todo aquello que pudiera dar indicio de una función inapropiada como elementos de Seguridad Pública Municipal, indicó finalmente.

¡Participa con tu opinión!