Rodrigo Iván Infante de Alba Dávila, delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), informó que la semana pasada se llevó a cabo un operativo en estos establecimientos, encontrándose irregularidades en el 80% de ellos, los cuales fueron suspendidos y se procederá a establecer una multa porque no tiene su contrato de adhesión que garantice a los clientes un buen servicio.

Detalló que se realizaron visitas a un total de 10 talleres mecánicos, de los cuales en ocho incumplían con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 174, uno más negó la entrada a los inspectores, y solamente uno cumplió con los lineamientos que se deben seguir para respetar los derechos de los consumidores.

Infante de Alba Dávila precisó que al no contar con su contrato de adhesión, los clientes están en condición de vulnerabilidad porque no están establecidos los costos por sus servicios, tampoco se conoce el plazo en el cual quedará listo el vehículo, ni los términos de la garantía, ni si los propietarios del taller se harán cargo en caso de que el automóvil sufra algún daño parcial o total.

Por no contar con su contrato de adhesión, además de la suspensión, se procederá a sancionar dichos talleres mecánicos, deberán pagar una multa que oscilará entre los 133 mil 298 pesos a los tres millones 732 mil pesos, además de que deberán poner en regla sus documentos.

Para concluir, el delegado de la Profeco sostuvo que de acuerdo a la Ley Federal de Protección al Consumidor, cuando se realice una reparación mecánica todas las piezas deben ser nuevas, “en caso de no contar con piezas nuevas se le tiene que preguntar al consumidor si está de acuerdo en que utilicen piezas usadas o seminuevas, pero eso tendría que ser con la confirmación del consumidor”.

¡Participa con tu opinión!