Italia no se visita, se vive. El país europeo arquetípicamente en forma de bota es un paisaje humano y natural cuya popularidad es una constante ya desde el Imperio Romano. Desde la calma natural de los Abruzos, hasta el bullicio ininterrumpido de Milán, un hermoso recorrido por los 10 sitios top que visitar en Italia en 2020.

Dos Italias: De la altivez arquitectónica a la serenidad campestre

Las vacaciones son siempre un merecido regalo que no debe escatimar ni en recursos ni en planificaciones. Es la breve pero enorme recompensa por muchos días de duro trabajo, arrastrando un estrés que será aligerado al emprender un viaje. Entre los muchos rincones que nuestro mundo ofrece como maravilloso lugar de destino, Italia es un paraíso donde encauzar las derivas de la vida tanto por su cultura, su gastronomía, su paisaje rural y callejero y, por supuesto, el talante de su gente.

Gozar de unas vacaciones en Italia de calidad, recorriendo su geografía en forma de bota entre localizaciones tan distintas como el frenesí urbano de Milán, hasta la cálida paz de campo de la Toscana. Y es que Italia posee un bello contraste, incardinado en la misma idiosincrasia italiana, que se diferencia por sus bucólicas regiones de viñedos y olivares y los focos culturales de índole más urbanita. Una dualidad que permite al visitante dejarse llevar por la fascinación de una pureza vital sublime. Y por ello, no es de extrañar su eterno lugar en la cinematografía de todos los tiempos.

A grandes rasgos, las zonas más solicitadas por su belleza podrían distribuirse entre el Norte y el Sur de Italia y la Italia Central, donde se hallan Roma y Florencia como puntos de interés capital. Una radiografía de la anatomía italiana es precisa para entender su grandeza histórica, cuyo Imperio dominó el mundo antiguo gracias a sus múltiples avances sociales y políticos. Pero la atracción que ejerce Italia como destino hoy en día, más que con su historia, tiene que ver tanto con su evocación humana y natural, como su radiación cultural.

De Norte a Sur: Radiografía de Italia

El Norte de Italia, especialmente conocido por ser la zona más productiva del país, cuenta con distintos lugares de gran interés para el turismo. En la región norteña de la Lombardía se encuentra Parma, a destacar su belleza forestal y arquitectura del medievo, y la mencionada Milán, cuya principal actividad turística es el callejeo y el descubrimiento. Pero si es preciso invocar uno de las ciudades más emblemáticas de Italia, cabe nombrar Venecia, en la región de Véneto. Un espacio onírico y mágico que apenas necesita descripción.

Saltando a su contrario, el Sur de Italia, las diferencias culturales, arquitectónicas y paisajísticas son claras. Son obligados los recorridos por los Abruzos, cuya superficie cuenta con un 33% de área natural protegida. Así como la región de Sicilia que, lejos del histórico misticismo de la mafia, encuentra puntos de interés como el Monte Etna en Catania, el volcán activo más grande de Europa. Cuanto a ciudades históricas y de gran riqueza cultural, se encuentran Nápoles, cuyo centro está declarado como Patrimonio de la Humanidad. O también Palermo, cuya convergencia de artes la hacen un lugar especial.

Por lo que se refiere a la Italia Central, la región de la Toscana cuenta con ciudades como Florencia, cuna del Renacimiento y enclave de muchas obras medievales de importancia como la Basílica de Santa Cruz o el Ponte Vecchio. Pero si es preciso hallar la zona italiana más universal por antonomasia, Roma tiene su eternidad labrada en piedra. Un lugar cuya obligatoriedad de viaje se facilita con algunos paquetes a Roma con los que ahorrar y planificar el recorrido. Exprimiendo al máximo una primera y acertada cata de la iconografía italiana.

Todos los caminos llevan a Roma

Situada en la región del Lacio, la capital italiana de Roma es una ciudad en constante fluctuación. La vida que inflama y aviva su maraña de calles encuentra sus muchas ramificaciones en el espectáculo artístico, las colecciones museísticas, el bullicio en su máxima expresión de humanidad en movimiento. Una actividad de búsqueda de la belleza a través del albedrío que las desembocaduras de su mapa callejero permiten. Des del Coliseo a la Fontana de Trevi, desde el sabor de un café perfecto en una plaza o la mejor pasta del mundo en un restaurante italiano estratégicamente situado.

Roma es siempre un recorrido sorprendente por la historia antigua y contemporánea de Italia. Asimismo, un lugar tan global que su composición admite rutas culturales y festivas, tanto como extravíos a propósito para redescubrir su anatomía, e incluso tours religiosos. Remarcando este punto, Roma es un enclave de su reminiscencia latina y su posterior catolicismo, hallando en su territorio la robustez hermética de lo eclesiástico y el eco imperial de la Roma vieja. Tan dual y a la par moderna, que toda alma tiene en su cuerpo grata cabida.

Y de Roma parten todos los caminos

Además, una de las imperecederas cunas del arte ante cuya majestuosidad se impone un profundo respeto y vigor humanos. Llevando la admiración al trance con la mera contemplación de La Capilla Sixtina en El Vaticano y la herencia escultórica de Italia. Y es que el arte, profundamente unido a la tendencia del ser humano por trascender su más íntima expresión sensible, es la piedra filosofal que inmortaliza Roma. La gran y heterogénea razón de su resistencia al paso del tiempo cuya conexión se estrecha con sus regiones cercanas

Con el propósito de completar un viaje a Italia, los paquetes de viaje son la fórmula ideal para alcanzar la mayor cantidad posible de destinos de un lugar. Escogiendo rutas enlazadas entre Roma, Milán, Venecia y Florencia, o bien a través de las sendas religiosas de los Museos Vaticanos, la Vía Sacra y la Basílica de San Pedro. Una oportunidad para exprimir la esencia italiana desde la autoctonía, a pie de calle y recalzando la increíble aventura que vaticina dejarse llevar en cada sitio. Porque retornando a su pluralidad y dualismos, como dijo el escritor Mario Tobino, “Italia es hermosa, está hecha de hombres extraños y de héroes”.