Isabella fue el auto más popular de la marca alemana, Borgward, gracias a su elegante diseño y versiones que iban desde un coupé, hasta un cabrio.

Un clásico codiciado
El Isabella coupé es la versión más buscada por coleccionistas de la marca y, dado
que su fabricación solo duró 4 años, es difícil hacerse de uno de estos autos. Son muy valorados en el mercado estadounidense y europeo.

El regreso
Recientemente, el nieto de Carl Borgward, Christian Borgward, decidió revivir la marca y anunció que trabaja en un nuevo modelo llamado BX7. Un conceptual presentado en el Autoshow de Ginebra 2015.

El enigma del nombre
Aunque el nombre se ha atribuido a la esposa del fundador de la marca, quien se llamaba Elisabeth, en realidad la compañía apelaba a consumidores que respondían bien a nombres románticos en los vehículos.

Con casta de carrera
En 1954, Borgward usó un modelo poco modificado de su auto Isabella en la Carrera Panamericana con el que obtuvo el sexto lugar. Motores en versiones de 1.5 litros y 150 caballos de fuerza fueron usados en 1959 en la Fórmula 2, donde obtuvieron cuatro victorias al mando del piloto Stirling Moss.