De las tres empresas que dan servicio de transporte privado, que se contrata mediante plataforma tecnológica, sólo una se ha dado de alta en la Coordinación de Movilidad, pero aún no ha registrado a sus choferes, lo que indica que todos los taxis privados que operan en Aguascalientes, son “piratas” al no cumplir cabalmente con la normativa. La propia Ley del ramo establece que en esa situación deben ser multados con 40 mil pesos, lo que no sucede debido a la flexibilidad de la autoridad del ramo. En la ciudad capital operan alrededor de dos mil unidades en forma irregular.
De acuerdo a la Ley de Movilidad del Estado, el Artículo 134 establece que este servicio es el que tiene por objeto transportar a personas en vehículos que se solicitan mediante el uso exclusivo de plataformas tecnológicas y/o dispositivos electrónicos, cuyo servicio se caracteriza por no estar sujeto a itinerario, rutas, tarifas, frecuencias, horario fijo y donde la forma de pago no podrá realizarse en efectivo. Sin embargo, esta disposición tampoco se atiende; la ley entró en vigor el pasado 1° de mayo y se sigue cobrando en efectivo, sin consecuencia alguna.
Asimismo, el Artículo 135 señala que para prestar este servicio de transporte, las personas morales interesadas deberán tramitar la inscripción de la plataforma que operarán, previo pago de los derechos correspondientes.
Los propietarios de los vehículos particulares deberán registrar, directamente o a través de la empresa de redes de transporte, ante la CMOV el vehículo con el que realizarán el servicio, así como tramitar la ficha de identificación cuando gestionen el servicio por sí o a través de personas contratadas para tales efectos; lo cual no se ha hecho.
Los vehículos destinados a la prestación del servicio de transporte contratado a través de plataformas tecnológicas administrado por empresas de redes de transporte, deberán fijar en un lugar visible el holograma, emblema o distintivo que los identifique con las especificaciones que establezca la CMOV; lo que tampoco se ha hecho.
Finalmente, el Artículo 136 indica que los sistemas electrónicos para la contratación o pago que implemente el Estado, los concesionarios o permisionarios del servicio de transporte público, con excepción al servicio a que se refiere el Artículo anterior, no serán considerados como plataformas tecnológicas de una empresa de redes de transporte.