CDMX.-La separación de Bradley Cooper e Irina Shayk se anunció hace apenas unos días, pero algunos aseguran que su relación se acabó desde hace muchos meses y sólo intentaban permanecer juntos por su hija Lea.
De acuerdo con una fuente, la pareja no tenía mucho en común y una vez que la pasión entre ellos se esfumó, fue difícil permanecer juntos.
Según Page Six, nunca compraron una casa para ellos, siempre vivieron en la residencia del actor.
«Nunca se casaron una vez que nació la niña. Ella tenía la certeza que pasaría», dijo un informante al medio.
Por ahora, la modelo y el también director idean la mejor manera de compartir la custodia de la pequeña, de 2 años.
Al parecer, el protagonista de Nace una Estrella quiere que la rusa viva en la casa que tiene en Los Ángeles, pues el departamento de ella no es tan adecuado para la bebé.
La pareja comenzó su relación en 2015 y fue en octubre pasado cuando los rumores de una posible separación comenzaron a surgir hasta que esta semana se confirmó. (Staff/Agencia Reforma)