Pretende la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) la posibilidad de que las motocicletas sean sujetas a verificación al igual que los automóviles. Actualmente, la dependencia se encuentra analizando su reglamento, el cual basta con ser autorizado de manera interna para hacer válidas las nuevas medidas a favor del medio ambiente.
Ofelia Castillo Díaz, titular de la dependencia, explicó que derivado del incremento en el padrón vehicular en el estado, el cual se estima es superior al promedio per cápita con más de 500 mil unidades, es necesario comenzar a planear las medidas en las cuales se puede garantizar la calidad del aire en el estado. Aclaró que la posibilidad de que motocicletas puedan ser obligadas a verificar una vez al año, no tiene como finalidad una medida recaudatoria, sino por lo contrario, el poder evitar un problema mayor a consecuencia del gran flujo de unidades de motor. De momento Proespa realiza el análisis minucioso de su reglamento, el cual tiene la ventaja de que las modificaciones pretendidas sean avaladas por ellos mismos, sin la necesidad de que pasen por el Congreso del Estado.
«No todas las motocicletas serían sujetas a realizar la verificación, estamos hablando de las más grandes. Mientras eso sucede, si observamos motocicletas que contaminen ostentosamente, se detiene al propietario y lo invitamos a que le dé servicio a su unidad. De nosotros depende si en corto plazo se implementa o no el Hoy No Circula o cualquier otro programa para garantizar la calidad del aire», sentenció.