Agradecidos con el Creador por cincuenta años de feliz matrimonio, se mostraron Irene Solís Fragoso y José de Jesús Gutiérrez al renovar sus votos.
La ceremonia fue enmarcada por la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, donde la pareja fue cordialmente recibida por el padre Raúl Sosa Palos, encargado de presidir la santa misa.
Durante la ceremonia, don José de Jesús y su esposa Irene compartieron inolvidables momentos con sus hijos: Catalina, Óscar y Jesús, quienes presenciaron el instante en que sus padres renovaron promesas de amor, respeto y fidelidad.
La pareja aprovechó tan especial ocasión para elevar sus oraciones y pedir a Dios, les siga concediendo permanecer unidos hasta el final de sus días, así como gozar de salud y bienestar, sobre todo pidieron por una vida colmada de bendiciones, al lado de sus hijos, nueras, yernos, nietos y bisnietos, quienes también estuvieron presentes.