Edgar Contreras 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Miguel Herrera recordó que en su época ir al Tri era como una religión y entiende que Gerardo Martino tendrá que charlar con el futbolista o en su defecto poner mano dura contra aquellos que rechacen una convocatoria.

Jesús Manuel Corona está en el ojo del huracán por rehusarse a reportar con el Tricolor sin que hubiera notificación de por medio del Porto sobre una presunta lesión del futbolista.

“Para mí siempre fue algo, como religión. Siempre quisimos estar ahí. Cuando estuve llamado a Selección uno no dudaba nada, lo más que quería era estar en Selección, que nos llamarán, pero las cosas en las cabezas de algunos han cambiado y no lo toman así, creo que por obligación tenía que estar acá, presenta la lesión, hemos visto videos en redes sociales.

“Son cosas que él (Martino) tendrá que ir platicando con todos los muchachos. Tendrá que ir ganando la confianza o tendrá que ir tomando decisiones, mano dura”, dijo Herrera.

En la televisora oficial, el “Tata” sugirió que podría tomar medidas drásticas ante dicha indisciplina.

Más allá de una charla con el futbolista, Herrera cree que el jugador debe de estar convencido de ir al Tri.

“No pasa por una obligación, pasa porque todos deberíamos tener el gusto de estar ahí. Si estás lesionado tendrás que decirlo antes o mandar los equipos una constancia médica, pero tendrá que lidiar contra eso y platicar con los muchachos”, mencionó el “Piojo” previo a una conferencia en la Universidad Anáhuac.