Empresarios y comerciantes del estado reiteraron su demanda de fortalecer la seguridad pública en Aguascalientes, para contener la delincuencia que suele desatarse en esta temporada en que la derrama económica se incrementa de manera sustancial.
Los presidentes de la Cámara de Comercio y de Coparmex Aguascalientes, Rubén Berumen de la Cerda y Raúl González Alonso, respectivamente, coincidieron en señalar que en todos los estratos sociales y por consiguiente en todos los puntos del territorio estatal, “hay un poco más” conseguido a través del trabajo de todo el año.
“De tal manera que es necesario que las autoridades se apliquen en sus estrategias de prevención y protección, pues no es justo que la delincuencia dispuesta a apoderarse del fruto del esfuerzo ajeno, logre su objetivo y no haya quién la contenga”.
En ese sentido, Berumen de la Cerda mencionó que en su sector, en temporadas como ésta en que fluyen aguinaldos, ahorros y regalos, los dueños de negocios invierten más en seguridad mediante la contratación de personal adicional de vigilancia privada.
Los que pueden, han reforzado sus instalaciones al poner cámaras de videovigilancia, alarmas y otro tipo de herramientas, que sin embargo, nunca son suficientes porque la delincuencia acecha.
“Lo que se espera es que la autoridad haga la parte que le corresponde haciendo acto de presencia, con estrategia y firmeza, para responder a las necesidades de la población a efecto de impedir que el hampa arrebate su dinero a los trabajadores”.
Por su parte, González Alonso sostuvo que se requiere de mayor vigilancia en áreas comerciales y muy especialmente en las inmediaciones de bancos y cajeros automáticos, para que inhiban la acción de asaltantes, carteristas y timadores.
Además, extendieron su llamado a la población en general para que extreme precauciones y no confíe en extraños, se conduzca con cautela y haga caso a la autoridad en cuanto a solicitar su apoyo si va a trasladar cantidades importantes en efectivo.
Finalmente, señalaron que gozar de una temporada tranquila es responsabilidad conjunta, sobre todo sabiendo que los delincuentes no desaprovechan ninguna ocasión para afectar a las personas, sin reparo alguno.