Benito Jiménez y Pedro Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Alejandro Gutiérrez se sumó a la fila de políticos acusados de corrupción que al final del sexenio son beneficiados por una decisión de un juez y de la PGR.
Encarcelado por la acusación de participar en el desvío de 250 millones de pesos para las campañas del PRI en 2016, Alejandro Gutiérrez salió ayer de prisión favorecido por el retiro de cargos por parte de la Procuraduría.
Así, Gutiérrez se suma a Javier Duarte, Elba Esther Gordillo, Rodrigo Medina, Guillermo Padrés, César Duarte y Humberto Moreira, quienes han visto sus penas reducidas o no han procedido contra ellos por omisión de las autoridades y por ello salieron de la cárcel.
“Para muchos, el tema de enriquecerse robando recursos de la Nación o de los Estados, hará que se implementen los cálculos de cuánto recibirán de una especie de ganancia por estar unos años o unos meses en prisión”, opinó el jurista Diego Valadés.
“Y para quien no tiene respeto por sí mismo y prefiere enriquecerse, pues esto sin duda alguna se trata de una invitación al delito”, indicó.
Sobre los beneficios a Duarte, el jurista fue severo.
“Ya no se trata de imputarle la comisión de un delito, porque él lo ha reconocido y lo ha confesado con todas sus palabras. De manera que es un delincuente a quién se premia imponiéndole una sentencia muy benigna”, abundó.
Respecto a la liberación de Alejandro Gutiérrez, tanto el gobernador de Chihuahua, Javier Corral como el Fiscal estatal, César Peniche, reclamaron al Gobierno federal.
“Aunque haya hecho lo que haya hecho Peña Nieto para proteger a Gutiérrez y a César Duarte, no se va a ir impune. No quedará impune, tarde que temprano, la justicia lo va a alcanzar a él. Y es muy probable que sea la propia justicia de Chihuahua”, señaló.
Peniche lamentó que la liberación de Gutiérrez exprese una justicia selectiva.
“Es la confirmación de que la justicia federal es selectiva y favorece al poder político. Es una página más en la historia de la corrupción política, que tiene al país sumido en la violencia y la desigualdad”, consideró.