No existe razón lógica ni jurídica para que la Sala Administrativa se integre al Pleno del Supremo Tribunal de Justicia, aseveró el magistrado Juan Manuel Ponce Sánchez, al tiempo de señalar que la demanda que en ese sentido han planteado sus integrantes, requiere un análisis profundo.

Y es que argumentar después de cinco años que el fundamento jurídico constitucional que da vida a esa sala carece de legalidad, implica recordar que con base en ella fueron nombrados sus tres magistrados, agregó.

Así, consideró “remoto” que la SAE pueda incorporarse al Pleno pues por un lado la sala tiene autonomía jurisdiccional que es respetada a plenitud, pero en lo administrativo la función recae en la presidencia y su titular rinde cuentas a la ciudadanía representada en el Poder Legislativo.

Reconoció que hay un proyecto de ley para adecuar el PJE a las reformas en materia laboral y mercantil, así como rubros que serían convenientes para el enriquecimiento y actualización de la impartición de justicia y por ende de la ciudadanía.

Respecto de las demandas de los magistrados de la SAE, afirmó que las escucha pero el pleno decidirá por ser el competente, y en ese sentido invitó a los magistrados a confiar en que todo será para una mejor impartición de justicia.

Ponce Sánchez explicó que el pleno del STJ es la segunda instancia, es decir, la revisora de resoluciones y sentencias que dictan los jueces, en tanto que la Sala, es dictar resoluciones que por ley no admiten segunda instancia, sino que en su caso son revisados directamente por tribunales federales especializados.

Y cuestionó, qué van a hacer los magistrados de la Sala Administrativa en el Pleno, si los asuntos de su materia no admiten segunda instancia o apelación; son naturalezas distintas, dijo, y por ello no integran el pleno del tribunal por disposición constitucional.

Recordó que el Supremo Tribunal no se integra por salas, sino por magistrados y éstos forman salas para realizar y organizar el trabajo jurisdiccional; ellos no administran el Poder Legislativo, sino que lo hace el presidente, lo mismo que rendir cuentas a la sociedad.

Finalmente, Juan Manuel Ponce refirió que la ahora SAE fue acogida en el Poder Judicial para que no fuera un organismo jurisdiccional oneroso para el estado, a la que se apoyaría en lo administrativo, sin que formara parte del Pleno por su naturaleza jurídica, y así lo ha sido.