La Fiscalía General del Estado investiga la muerte de una joven mujer, cuyo cadáver en estado de putrefacción fue encontrado el sábado por la tarde, en el interior de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Sol Naciente.
Aunque aparentemente murió de una enfermedad, no se había descartado un posible suicidio.
La persona fallecida fue identificada como Berenice, de aproximadamente 23 años.
Fue encontrada muerta el sábado a las 13:00 horas, en una de las habitaciones de su domicilio ubicado en la calle Kioto y esquina con la calle Yokohama, en el fraccionamiento Sol Naciente.
Fue una vecina de la zona quien solicitó la intervención de policías preventivos municipales de Aguascalientes y de policías estatales.
Lo anterior, debido a que ya tenía varios días que no había visto a Berenice y tampoco se había presentado a su trabajo en una fábrica, donde cubría el turno nocturno.
Cuando se ingresó a la vivienda, encontraron el cadáver de la mujer acostado sobre un colchón que estaba en el piso, cubierta con una cobija como si estuviera durmiendo.
El cadáver de la mujer ya se encontraba en estado de putrefacción, presumiéndose que tenía más de 4 días de muerta.
Al lugar de los hechos arribó una ambulancia de Cruz Roja, así como agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales.
El cadáver de la joven fue trasladado al Semefo, donde se le realizó la necropsia de ley a fin de establecer las causas de su muerte.
Cabe destacar que en la vivienda se observó un desorden habitual, sin que se detectaran rastros de violencia.