Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aeroméxico y Volaris informaron que la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) las notificó sobre posible comisión de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de servicios al público de transporte aéreo de pasajeros en el País cometidas entre abril de 2008 y febrero de 2010.
Aunque ninguna de las dos empresas aclaró la práctica de la investigación, de acuerdo con la Ley Federal de Competencia Económica éstas son manipular precios, segmentar el mercado y coordinarse en procesos de licitación.
En el dictamen de probable responsabilidad, la Autoridad Investigadora del órgano regulador imputa de manera presuntiva a Aeroméxico su probable responsabilidad en la comisión de esas acciones, dijo la compañía aérea en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).
“Es pertinente destacar que por tratarse de hechos que habrían ocurrido en la década pasada, el dictamen está fundado en la anterior Ley Federal de Competencia Económica”, comentó.
Sostuvo que analiza el contenido del documento y que a la fecha no se ha imputado responsabilidad definitiva a Aeroméxico, ya que sólo se le llamó al procedimiento ante la Comisión para ejercer su garantía de audiencia con la finalidad de esclarecer los hechos narrados en el informe y establecer su defensa.
En otro comunicado, Volaris refirió que ayer fue notificada sobre el mismo dictamen acerca de la Comisión.
“Volaris está analizando el contenido del dictamen y precisa que el mismo no constituye una determinación de responsabilidad definitiva en contra de los agentes económicos involucrados”, expuso.
La empresa también aclaró que las conductas que conforme al dictamen se imputan de manera presuntiva se verificaron en el marco de la vigencia de la Ley Federal de Competencia Económica vigente durante 2010, es decir, con anterioridad a la reforma que sufrió dicha Ley en 2011.
Enfatizó en que se prevé que en el supuesto de que la resolución definitiva ordene la imposición de una multa a la aerolínea, ésta no tendría un efecto adverso en el desempeño de la compañía.
“No obstante, lo anterior resulta imposible para Volaris predecir la posición final de dicha autoridad ya que el procedimiento ante la Cofece se encuentra en trámite”, reconoció.
Añadió que la multa máxima establecida en la Ley Federal de Competencia Económica vigente al momento en el que, conforme al dictamen, presuntamente se cometieron las conductas por parte de las aerolíneas involucradas es de aproximadamente 4.6 millones de dólares o más de 88 millones de pesos.