El gobernador Martín Orozco Sandoval se reunió con autoridades de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) División Bajío, para conocer la situación actual del suministro de energía eléctrica en la entidad; se establecerán diversas estrategias para evitar más apagones.

Durante el encuentro, anunciaron al mandatario una serie de inversiones por cerca de 500 millones de pesos para la ampliación, mantenimiento y adquisición de nuevas redes, así como la realización de proyectos relevantes para ampliar la capacidad instalada en el estado en beneficio de su población.

Señalaron que con el servicio que brindan se garantiza la potencia y la oferta de energía eléctrica para la entidad en todas las modalidades de usos, pues informaron que Aguascalientes tiene un grado de electrificación del 99.71% con una población atendida de un millón 447 mil 800 personas.

Explicaron que las fallas en el servicio ocurridas el pasado 12 de junio se debieron a un daño en la subestación Aguascalientes Norte, en donde se programaron trabajos de mantenimiento para la solución de la problemática.

Orozco Sandoval, acompañado por el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz y el secretario de Desarrollo Económico, Luis Ricardo Martínez Castañeda, acordaron con los funcionarios de CFE trabajar en conjunto para que este servicio se preste con normalidad en la entidad y evitar futuros cortes que pudieran perjudicar a los hogares, negocios y empresas.

En la reunión estuvieron presentes por parte de la CFE: Mauricio Reyes Caracheo, gerente de la División Bajío; Eduardo Martínez Arredondo, subgerente divisional de Distribución; así como Rubén Ramos Ortiz, superintendente Zona Aguascalientes.