César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Ago.- El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, mostró ‘la zanahoria y el garrote’ a los deudos por el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca.
El sábado, el funcionario envió tres mochilas a la casa de la familia Mena Romero, en la Colonia Capiri, del Municipio de Emiliano Zapata, en Morelos.
Soledad Romero, viuda y madre de los fallecidos en el socavón, recibió el presente, a través de Virginia Colín, directora general adjunta del Programa de Empleo Temporal de la SCT.
La funcionaria aprovechó que la puerta del domicilio estaba abierta e ingresó para entregar las mochilas. Ahí ofreció enlazar vía teléfono celular al Secretario Ruiz Esparza.
Según los familiares, el diálogo entre Soledad y el funcionario fue breve, sin embargo, éste enfatizó en que si se iban a un juicio podrían tardar 15 años en llegar a una solución, por lo cual les planteó que era mejor lograr un acuerdo.
Soledad respondió que lo pensaría y que necesitaba hablar primero con sus abogados.
Ruiz Esparza acude hoy a una reunión de trabajo en el Congreso para rendir cuentas sobre las fallas que provocaron el socavón y la muerte de las dos personas.
La familia ya había rechazado una indemnización de un millón de pesos por cada fallecido, como ofrecieron la SCT y las empresas del consorcio constructor, Aldesa y Epccor.

¡Participa con tu opinión!