Con una política de contención, el DIF Municipal se moviliza a donde sea necesario y en lo que va del año ha atendido a 214 personas con intenciones de autoinmolación, así como a otros 525 familiares, a fin de apoyarlos y rescatarlos de la depresión y el estrés, informó su director Óscar Daniel Monreal Dávila.
La colonia Insurgentes, el oriente y el nororiente en Villas Nuestra Señora de la Asunción son las zonas con mayor incidencia de personas que atentan contra su vida, donde los pacientes oscilan desde los 10 a los 60 años de edad.
De esa población atendida, el 80% concluye con su proceso terapéutico que dura tres meses, es decir 12 sesiones de tratamiento, una por semana. Este año ha sido atendido un grupo de 25 niños de edades de entre 10 y 15 años.
Comentó que en algunos casos se decide extender el proceso terapéutico por otros tres meses. Asimismo, precisó que las 214 personas atendidas han manifestado su intención de quitarse la vida, aunque por fortuna no lo han hecho físicamente. De ahí nace la preocupación de algún maestro, padre de familia o pariente del menor que reporta estos casos y solicitan el apoyo para acudir de inmediato e ingresarlo al programa de atención de esta institución.
Este programa se apoya también con la Incubadora Familiar, que acude a las escuelas de Aguascalientes para identificar a los menores en riesgo.
Monreal Dávila indicó que el principal rango de edad de atención oscila de los 21 a los 30 años de edad con 55 personas. Le sigue el grupo de los 16 a los 20 años con 33 personas; y de 10 a 15 años se contabilizan 25 menores de edad. El resto pertenece a otros rangos de edad.
Dentro de los 525 familiares atendidos, dijo que ahí se encuentran muchas personas que sufrieron la pérdida humana de un ser querido que consumó el suicidio. Por último, mencionó que la incidencia se registra más en la mujer en cuanto a casos que lo intentan, aunque el hombre es quien más lo consuma.