Karla Alicia Omaña Hernández
Agencia Reforma

Altamira, México.- La estadounidense McDermott tiene interés en trabajar de la mano del futuro Gobierno, en especial en el proyecto de la nueva refinería de Tabasco, que se proyecta esté lista para 2022.

De acuerdo con Alfredo Carvallo, director general de McDermott en México, a pesar de que AMLO ha mandado un discurso respecto a que la actividad petrolera en el País se hará sólo con empresas nacionales, la firma está convencida de ser un aliado clave para Pemex, sobre todo en aguas profundas.

“Nosotros esperamos seguir siendo un aliado para el Gobierno y para la nueva dirección de Pemex”, afirmó Carvallo.
La empresa dijo tener la capacidad para atender desde el diseño hasta la construcción, instalación y puesta en marcha de obras de infraestructura para toda la cadena de valor de los hidrocarburos.

“No hay temor a invertir siempre y cuando el mercado deje de estar un poco reprimido”, afirmó Luis Martínez, director del patio de fabricación de plataformas que la empresa tiene en este puerto.

De acuerdo con Carvallo, actualmente 70 por ciento de los proyectos de la compañía son para Pemex, lo que la convierte en el principal cliente en México.

Además, se encuentran desarrollando con Pemex dos proyectos para el tendido de dos líneas submarinas.
Carvallo añadió que actualmente están en negociaciones con grandes petroleras como British Petroleum, Exxon y Total para la construcción de nuevas plataformas de producción en Altamira, hacia 2019.

Todas estas empresas ganaron licitaciones de rondas petroleras en México.

Concluyen construcción
La compañía anunció el término de la construcción de la plataforma petrolera de producción PB Abkatun A2, fabricada para Pemex Exploración y Producción, en la que se invirtieron 454 millones de dólares.

“Le va a dar una altísima flexibilidad operacional a Pemex y mucho más capacidad de producción, que es parte de las metas del nuevo sexenio”, afirmó Carvallo.

La plataforma fue diseñada para procesar un máximo de 220 mil barriles de petróleo por diario y 352 millones de pies cúbicos de gas diarios, producidos por los campos ubicados en la sonda de Campeche.

Este mes será trasladada desde el patio de fabricación de McDermott en Tamaulipas a la sonda de Campeche y reemplazará a la plataforma Abkatun Alfa, que colapsó tras un incendio en el que perdieron la vida cinco trabajadores en 2015 y tras volver a incendiarse en 2016 otros tres trabajadores murieron.