“Que el Rastro Municipal de San Pancho se mantenga para atender ahí a todos los animales caídos”: Juan Pablo Franco Díaz

Juan Pablo Franco Díaz, presidente de la Unión Ganadera Regional Aguascalientes, pidió al Gobierno capitalino que el proceso de cambiar el Rastro Municipal a las nuevas instalaciones ubicadas a la salida a Calvillo, no implique el cierre definitivo de la actual sede, ya que ahí podría especializarse en el sacrificio de animales caídos.

Consideró que la Secretaría de Servicios Públicos podría considerar que el rastro de UGASA, que es de Tipo Inspección Federal (TIF), o bien el de FREASA, pudieran emplearse para trasladar ahí la infraestructura capitalina, mediante la firma de los convenios pertinentes.

Franco Díaz agregó que la utilización de cualquiera de las tres infraestructuras para suplir al actual Rastro capitalino, el cual se encuentra obsoleto, no tiene impedimentos por parte del sector ganadero local.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la UGRA recalcó que el actual Rastro capitalino requiere de fuertes inversiones, motivo por el cual si optan por otra infraestructura acorde a las necesidades, que haga mudanza con el único propósito de que mejoren el servicio a los productores de ganado.

Sin embargo, se manifestó absolutamente en contra de cualquier pretensión de cerrar el Rastro capitalino ubicado en el municipio de San Francisco de los Romos, ya que mucha gente no podrá cruzar toda la ciudad para llevar sus animales hasta la salida a Calvillo, al rastro de la UGRH.

Por eso resulta interesante que el Rastro Municipal de San Pancho se mantenga para atender ahí a todos los animales denominados caídos, lo que significa que son ganado, ovinos, caprinos, equinos u otras especies ya enfermas o con problemas y que ya no pueden ser destinados para consumo humano.

Al mantener esa infraestructura se le quitaría carga al nuevo Rastro Municipal, en aras de concentrarse en la calidad del servicio y a favor de una carne más confiable para la sociedad aguascalentense.

Por otro lado, Juan Pablo Franco Díaz se refirió a los cuatro nuevos casos de clembuterol y sostuvo que urge avanzar en el aretado del ganado en todo el país, no sólo en Aguascalientes, a fin de identificar perfectamente el origen de esos animales que están siendo alimentados con sustancias prohibidas y que lesionan la salud humana.

Asimismo, el presidente de la UGRA se manifestó por la pena máxima de cárcel para todas aquellas personas a las que no les importa jugar y afectar la vida de las personas.

¡Participa con tu opinión!