Oportuna intervención de policías preventivos evitó que un adolescente se quitara la vida, luego de que ingirió una importante cantidad de medicamentos controlados.
Los hechos se registraron el martes por la noche, en un domicilio ubicado en la calle Antonio Ruiz Esparza, en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción.
Los policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” que realizaban labores de vigilancia por esa zona de la ciudad, fueron interceptados por un hombre quien les pedía ayuda, ya que su sobrino de 16 años había intentado suicidarse al ingerir varias pastillas psicotrópicas.
Los oficiales procedieron a atender el joven que presentaba una fuerte intoxicación y se quejaba de un dolor abdominal.
Posteriormente arribó una ambulancia del ISSEA, a bordo de la cual el adolescente fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio, donde tras ser sometido a un lavado estomacal se reportó su estado de salud como fuera de peligro y estable.