Intento de suicido

Cerca de las 23:00 horas del pasado jueves, policías preventivos del Destacamento “Pocitos” atendieron un reporte de un intento de suicidio en una vivienda ubicada en la calle Rafael Arellano, en la colonia Altavista.
Un adolescente identificado como Joseph Michell, de 16 años, se provocó un total de 18 heridas en ambos brazos con un gollete de botella de vidrio.
Los policías preventivos que ingresaron a la vivienda, a petición de la abuela del joven, tuvieron que someterlo para evitar que se siguiera provocando las heridas.
El adolescente presentaba una fuerte crisis emocional y a bordo de una patrulla de la SSPM fue trasladado a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.

Salió bueno para inventar historias

Un hombre que refería haber sido lesionado de un balazo por su propio papá en el rostro y en una mano, resultó que las heridas que presentaba fueron provocadas por una caída que sufrió debido a que se encontraba completamente bajo los efectos de las drogas.
Los hechos se reportaron alrededor de las 12:00 horas del viernes, luego de que al servicio de Emergencias 911 se reportó que en la UMF No. 6 ubicada en el municipio de Jesús María, había ingresado un paciente del sexo masculino que refería haber sido lesionado a balazos.
De inmediato se dirigieron a dicho nosocomio unos policías preventivos de Jesús María y policías estatales, pero a su arribo fueron informados que el paciente identificado como Noé, de 32 años, había sido trasladado en la ambulancia ECO-336 del ISSEA al HGZ No. 1 del IMSS, en la ciudad de Aguascalientes, debido a la gravedad de sus lesiones.
Más tarde arribaron a dicho nosocomio agentes del Grupo Homicidios de la PME, quienes al iniciar las investigaciones, descartaron que las heridas que presentaba en el rostro y en una mano, fueron producidas por proyectil de arma de fuego.
Se estableció que dicho sujeto se había lesionado tras caerse de su propia altura, al encontrarse bajo los influjos de las drogas.