Óscar Romo Delgado, presidente de la AUGTEA, informó que en colaboración con la Dirección de Transporte, la Coordinación de Movilidad y las diversas agrupaciones de taxistas se emprende el proyecto para integrar una lista de todos esos choferes abusivos e incumplidos, a fin de ponerles un alto y capacitarlos en el servicio si se opta por que lo sigan prestando.
Se encuentra en el interés de los concesionarios tener un filtro general para identificar quiénes son los buenos y los malos trabajadores del volante; “es una verdad que los choferes abusivos aparte de afectar o molestar a la ciudadanía, se aprovechan de sus propios patrones”, indicó.
Esto, porque se sabe y se tienen detectados a choferes que se dedican a robar a los concesionarios, van un día o dos, luego dejan de ir y se llevan el vehículo, los cuales posteriormente se encuentran desvalijados.
Subrayó que este es un asunto que requiere organización entre todos los actores involucrados en el gremio del taxi, donde las agrupaciones y los concesionarios deben unificarse en esta causa común para detectar a esas personas que perjudican al sector.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado apuntó que en esta nueva tarea se debe poner la voluntad de todos para depurar los padrones de choferes, de ahí que se requiere el apoyo de la Coordinación de Movilidad para que retire los gafetes a aquella gente que no ofrece un servicio de calidad.
Romo Delgado comentó que la mayoría de los choferes que no quieren trabajar son personas del estado de Aguascalientes, la mayoría de ellos se encuentran jóvenes entre 25 y 35 años de edad.
Finalmente, señaló que desde que se aumentó la tarifa 2019 del servicio de taxi, se mejoró también la prestación de servicio por parte de muchos choferes, pero el reto se encuentra todavía en concientizar a todos los trabajadores acerca de que desempeñan una actividad con mucha responsabilidad, pues no se limita a saber conducir un vehículo, sino a transportar vidas humanas.