Con una eficiencia terminal del 68% en el nivel de la preparatoria en Aguascalientes, el subdirector de la educación media del IEA, Noé García Gómez, informó que recientemente se adhirieron a las directrices del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) para generar estrategias para combatir la deserción del joven estudiante en los 12 subsistemas públicos del estado, lo cual ocurre por factores económicos, emocionales y académicos.

Al señalar que cada subsistema de educación media tiene sus rangos de deserción, el funcionario puso el ejemplo de que en los bachilleratos tecnológicos muchos salen por la alta demanda y exigencia en las carreras técnicas y ciencias exactas, a quienes se les busca la opción más apta para canalizarlos a sus aptitudes y habilidades y no pierdan su grado académico. Esto significa que por un lado se concreta una deserción, pero al mismo tiempo una permanencia del estudiante en el sistema educativo estatal.

En entrevista, el director de educación media del Instituto de Educación de Aguascalientes precisó que hace dos semanas se firmó la adhesión a las directrices que emitió el INEE con la finalidad de generar estrategias para combatir la deserción y elevar la permanencia de los 68 mil alumnos en los bachilleratos.

A nivel nacional, la eficiencia terminal oscila en un 60%, mientras que en Aguascalientes es superior al ubicarse en un 68%, pero esto puede mejorarse, porque un joven que no está en un plantel tiene el triple de posibilidades para que cometa un crimen, de acuerdo a datos del Banco Mundial.

Por último, el funcionario señaló que si a los jóvenes se les mantiene en los bachilleratos se le conceden oportunidades y expectativas de vida, pero si desertan se le ponen tentaciones hacia la inseguridad y la delincuencia.